Enlace de cabecera a Medicus Mundi Navarra

Página de inicio

Subir al menú de navegación local

Contenido

  • Queremos que la gente tenga mayor acceso a la salud

  • 8 de Abril de 2015 00:00 | 0 comentarios
  • Por Francisco José Vega
  • Queremos que la gente tenga mayor acceso a la salud
  • Entrevista a Henry Flores. Director del Servicio Departamental de Salud de La Paz.
     
     
    El Dr. Henry Santos Flores Zúñiga nació en 1974 en La Paz. Este médico cirujano, especializado en Interculturalidad y Salud y con estudios de Salud Pública Internacional realizados en España, ocupa la dirección del Servicio Departamental de Salud (SEDES), desde abril de 2013, desde donde trabaja para contribuir a la aplicación de la política de Salud Familiar Comunitaria e Intercultural (SAFCI) de Bolivia.
     
    ¿Desde su punto de vista cuáles son las principales fortalezas y debilidades de la SAFCI?
     
    Una de las principales fortalezas ha sido mejorar la capacidad resolutiva de los establecimientos de salud. Eso es muy importante porque en La Paz antes de 2013 teníamos cerca de 700 establecimientos de salud, casi el 94% correspondían al primer nivel de atención y de este 94% la mitad eran puestos de salud. Con la participación de la Asociación de Municipios de La Paz hemos conseguido que el Ministerio apoye con los médicos egresados en Cuba más de 150 puestos de salud que hoy se han consolidado para ser centros de salud con médico. Estos puestos antes tenían un auxiliar de enfermería, un técnico medio, que no estudiaba más de dos años en temas de promoción, prevención, algo básico, pero no en la atención propiamente dicha. Considero que esta es una de las grandes fortalezas en los dos últimos años, porque hemos ido de cara a mejorar la capacidad resolutiva de la red.

    También se han consolidado siete hospitales en el área rural, lo que ha supuesto un incremento de cirugías y de atenciones de especialidad en estas áreas donde antes no teníamos especialistas.

    Por otro lado, hemos trabajado en fortalecer el Consejo Social Departamental, que no estaba conformado de acuerdo a la normativa de la Salud Familiar, Comunitaria e Intercultural. Hemos hecho un gran pacto con organizaciones sociales muy importantes en nuestro departamento: La organización de mujeres Bartolina Sisa, la organización Tupak Katari, la organización de los interculturales, la organización Juana Azurduy de Padilla y las FEJUVES de La Paz y el Alto. Con estas organizaciones lo que hemos pretendido es fortalecer la estructura social en salud. Hoy por hoy de estas organizaciones parte la representación en la comunidad de las autoridades locales de salud, de los comités locales de salud y de los consejos sociales municipales fortaleciendo la participación del Consejo Social Departamental. Esta participación y control social ha sido muy importante porque ahora podemos decir que hay un mayor control efectivo del funcionamiento de los servicios, que apoyan a la gestión, sobre todo en el tema de equipamiento, medicamentos y algún recurso humano.


    Del mismo modo, hemos trabajado mucho el tema de la intersectorialidad, haciendo tal vez trabajos con otras instituciones que son afines y dependientes de la gobernación del departamento. Uno de los temas muy importantes es el Servicio Departamental de Gestión Social con el cual nos hemos aliado para mejorar sobre todo atención de personas en situación de vulnerabilidad: Abandonados, víctimas de violencia, etc.
    Así mismo hemos interactuado mucho con organizaciones, no solamente organizaciones sociales, sino asociaciones de la población para consolidar y demandar legítimamente el derecho que tiene la población de acceder gratuitamente a los servicios de salud. Esto es muy importante, porque organizaciones sociales, instituciones cívicas de la ciudad de La Paz y El Alto, población en general y algunas asociaciones de profesionales han sentido la necesidad de la población de demandar que los servicios de salud en lo posible tengan acceso gratuito.


    Por otro lado, siempre hemos tratado de fortalecer el tema de la medicina tradicional, la interculturalidad, sistematizando, con el apoyo de la cooperación externa, sobre todo la cooperación española, a través de medicusmundi, la utilización de estos conocimientos y saberes ancestrales para la atención de la madre y del recién nacido durante el pre-parto, parto y puerperio. Hemos interactuado con los proveedores de la medicina tradicional: Parteras, abuelas matronas, médicos tradicionales... y esto se ha llevado a cabo en establecimientos donde antes no se tenía presencia, o por lo menos no se percibía, de personal de medicina tradicional. El desafío es ahora generalizar la idea de que cualquier decisión o innovación que se pueda llevar adelante en un establecimiento de salud parta de la participación de la población y su aceptación.

    EL DESAFÍO ES AHORA GENERALIZAR LA IDEA DE QUE CUALQUIER DECISIÓN O INNOVACIÓN QUE SE PUEDA LLEVAR ADEALNTE EN UN ESTABLECIMIENTO DE SALUD PARTA DE LA PARTICIPACIÓN DE LA POBLACIÓN Y SU ACEPTACIÓN


    ¿Cuáles son a su juicio las debilidades de la SAFCI?


    Una de las principales debilidades de la SAFCI, creo, es la manera de entender y concebir a esta política de salud. Los que en algún momento construyeron la política lo hicieron desde una visión del movimiento latinoamericano por la mejora de la atención integral en salud en todo el sistema de salud de un país, desde la experiencia de su vida en establecimientos del primer nivel en áreas rurales, urbanas y peri-urbanas y obviamente desde su participación y la interacción con organizaciones sociales, muy importantes en este país. Sin embargo, algunos que en el momento son los actores principales a nivel de autoridades municipales de salud desconocen esta historia y la forma de aplicarla puede conllevar a tergiversaciones de lo que inicialmente se concibió.


    Queremos que mejore la promoción, la prevención en salud, queremos identificar un panorama lo más acercado posible a la realidad en la que viven las familias en nuestras provincias, en nuestros municipios o en nuestros barrios en las ciudades. No queremos llevar más médicos a la casa con medicamentos, con hospitales o ambulancias. Queremos que la gente aprenda a cuidar bien su salud, cuidar las formas de como vivir bien y obviamente que desde el sector salud podemos aportar mucho y sí, cuando haya algún problema de salud, pues tengan un acceso ordenado, adecuado para resolver el problema. En la actualidad, el acceso no es equitativo y eso hay que resolverlo.


    ¿Cuáles son los principales retos de la SAFCI en el futuro?

    Fortalecer el primer nivel. En el país tenemos casi casi la misma realidad que en el departamento de La Paz, donde un primer nivel con una amplia cobertura del sistema público no articulada con los otros subsistemas, por ejemplo de la seguridad social, inclusive de la medicina tradicional, no tienen muy buena capacidad resolutiva.

    Fortalecer la presencia del personal médico no solamente en los establecimientos. Esto nos va a llevar a trabajar arduamente en la promoción, prevención, hábitos de vida saludables, que servirán para que también municipios y el sistema de salud puedan incidir en algunas determinantes sociales de la salud, que son muy importantes para nosotros, por ejemplo, el acceso al agua, el acceso caminero, los niveles de educación, el acceso a servicios básicos como el manejo de la basura, de los residuos, el manejo de la excretas a través de los sistemas de alcantarillado... Muchos de esos aspectos que con la intervención del personal en las comunidades pudieran identificarse, resolverse.

    Y obviamente fortalecer la capacidad del primer nivel como puerta de entrada y escalonadamente ir fortaleciendo la presencia de más especialidades en el área rural, sobre todo básicas, y transformar un tercer nivel que ya está obsoleto, un tercer nivel que hace casi 90 años que está construido, que hasta el momento sólo ha recibido pequeños parches que han sido identificados, lo que ha hecho que el primer nivel esté bien fortalecido, una ausencia de un segundo nivel y un tercer nivel obsoleto.

    QUEREMOS QUE LA GENTE APRENDA A CUIDAR BIEN SU SALUD
     

    El Gobierno boliviano está dedicando también recursos al programa "Mi Salud", ¿qué nos podría decir sobre ese programa?

    Yo el programa "Mi salud" lo orientaría hacia la atención y cuidados integrales de la salud. Si el médico sale a las casas, no tiene que ir cargado de medicamentos, ni de vacunas, porque estamos yendo en contra de un proceso de cuidados de la vida y la salud. Debería orientarse más a la promoción y la prevención, personal que pudiera brindar a la población las maneras de como nutrirse bien, de cómo utilizar el agua, como poder consumirla adecuadamente, como cuidar el manejo de las basuras y las excretas, como organizarse para ejercer la participación y el control social, sobre todo en la gestión de la salud, etc.

    Hace unos meses estuvieron en el Congreso de ALAMES, en El Salvador, en compañía de algunas personas de medicusmundi. Nos gustaría conocer su opinión sobre este congreso y qué es lo que le ha resultado más útil de las aportaciones que allí se hicieron.

    Primero, conocer la experiencia de otros países latinoamericanos en este movimiento que estamos por mejorar las condiciones de vida de la población, luchar con esta inequidad en el tema del acceso a la atención en salud de la población, luchar contra la mercantilización, contra la biomedicalización de la salud y ponernos en comparación para decir cuánto hemos avanzado. No hemos tenido el mismo acompañamiento que en otros países a estas políticas para fortalecer la atención familiar o mejorar, por ejemplo, un sistema de información que prácticamente no refleja nada de la situación de salud de nuestro país. Otros países han desarrollado muy adecuadamente el manejo de la información, la utilización de una carpeta familiar que en su desarrollo ha conseguido muy buenos insumos, informáticos sobre todo y eso se pudiera aprovechar. Por otro lado el tema de la organización de los sistemas de salud, articulándonos para conseguir sistemas únicos. Gente pobre, campesinos, indígenas, comerciantes, gentes sin trabajo o empleo pudieran beneficiarse de utilizar eficientemente y efectivamente estos recursos.

    EL TEMA DE LA ATENCIÓN INTERCULTURAL, SOBRE TODO CUANDO INTEGRAMOS A OTROS PRESTADORES DE LA MEDICINA TRADICIONAL, HABRÍA QUE SOMETERLO A UNA PARTICIPACIÓN DE LA POBLACIÓN: ES MUY IMPORTANTE QUE LA POBLACIÓN LO ACEPTE, LO ASIMILE Y SE EMPODER DE ESTOS PRESTADORES DE LA MEDICINA TRADICIONAL

    Uno de los principios más importantes de la SAFCI es el de la interculturalidad, desde su experiencia práctica, ¿cómo le consta que se aplica en el día a día de los establecimientos sanitarios este enfoque intercultural?

    El tema de la atención intercultural, sobre todo cuando integramos a otros prestadores de la medicina tradicional, habría que someterlo a una participación de la población: Es muy importante que la población lo acepte, lo asimile y se empodere de estos prestadores de la medicina tradicional. Reconocer el trabajo de los médicos tradicionales y parteras es algo que muchas veces se tiene en el olvido y obviamente esto no estimula a muchas parteras que particularmente consiguen un pago por la atención en domicilio y en el establecimiento pierden todos estos beneficios.

    En el tema de la concepción intercultural se ha hecho muchos avances, con la cooperación española también, fortaleciendo la capacidad profesional en conocimientos de nuestra cultura andina, amazónica, para entender a la gente que es de la propia cultura. Nosotros somos médicos que hemos aprendido en una cultura diferente a la que se practica con la medicina tradicional con los conocimientos y saberes ancestrales, por tanto, cuando llegamos al área rural o área periférica, hay un encuentro, un choque de conocimientos, de saberes y el que tiene el poder es el médico y el médico muchas veces llega a ejercer ese poder sobre la medicina ancestral o tradicional, minimizándola, por tanto si el médico conoce qué significa un rito ancestral, la participación de la partera, que el familiar esté dentro del trabajo de parto... en su ejercicio aprenderá a interactuar y respetar este desarrollo de la medicina tradicional. Pero este fortalecimiento de las capacidades de los profesionales no se ha trabajado como es debido: unos cuantos estamos en esta lucha, pero el contingente todavía no tiene estos conceptos.

    ¿Qué queremos? Que la gente tenga mayor acceso. Una mujer cuando está en trabajo de parto y no confía en el establecimiento o la familia no confía en el médico va a llamar a su médico tradicional o a su partera, pero si la partera nunca ha interactuado con el médico, lo que va a pasar es que cuando haya una emergencia obstétrica no sepan que hacer. Si hacemos estas alianzas lo que hacemos es aperturar, o que el médico vaya junto con la partera a la casa o que la partera vaya junto al médico al establecimiento de salud. Esto vale igual para médicos tradicionales de otras especialidades, aunque no hemos avanzado en todo el departamento sino en algunos lugares donde tenemos ya historia y fortalecidas las experiencias con la cooperación externa.

    SI EL MÉDICO CONOCE QUÉ SIGNIFICA UN RITO ANCESTRAL, LA PARTICIPACIÓN DE LA PARTERA, QUE EL FAMILIAR ESTÉ DENTRO DEL TRABAJO DE PARTO... APRENDERÁ A INTERACTUAR Y RESPETAR ESTE DESARROLLO DE LA MEDICINA TRADICIONAL

    ¿Qué valoración hace de medicusmundi como socio estratégico del sector salud en Bolivia y en concreto en el Departamento de La Paz?

    Es muy importante que la cooperación sea sostenida y busque sostenibilidad de algunas estrategias a nivel local. La cooperación española ha sido de las que se ha caracterizado por eso. Ya son más de doce años que la cooperación externa está trabajando en el sector de la salud en Bolivia y obviamente se consiguen algunos logros con experiencias realmente exitosas y que mejoran la capacidad resolutiva, la interacción con la medicina tradicional, la gestión propiamente dicha. Es muy importante que también este apoyo pueda ser articulado y utilizado por las autoridades, porque si son exitosas, si son realmente valiosas, el resto de la cooperación que quiere intervenir en salud puede utilizar estos elementos. Esto debería generalizarse y ser un lineamiento para que el resto de las cooperaciones puedan trabajar en el mismo aspecto.

  • TEMAS: Bolivia
  • Compartir:
  • Escribir comentario
  • *Nombre
  • *Email
  • *Comentario
  • Imagen de verificación





Pie de página - Menú secundario de navegación

Navarra Medicus Mundi NAVARRA
c/ Ronda Ventas, 4 · 31600 Burlada
Tlf. (0034) 948 131 510  | navarra@medicusmundi.es


Guatemala GUATEMALA
Instituto de Salud Incluyente (ISIS). Juan Carlos Verdugo
Tlf. (502) 78304655 / 78308557 | juancarlos.verdugo@isis.org.gt


BOLIVIA BOLIVIA
Medicus Mundi Bolivia. Javier Román
Tlf.  (591) 2314588 | javierroman@medicusmundi.info

ASI (Acción de Salud Integral). Carlos Valenzuela
Tlf.  (591) 44022201 | asi_bolivia@yahoo.es

CEDEC
Centro de Defensa de la Cultura (CEDEC). Adiva Eyzaguirre.
Telf. 591 22372720 | adiva_germi@yahoo.es


PERÚ PERÚ
Medicus Mundi Perú. Fernando Carbone
Tlf.  (51) 4761842 | fernando.carbone@medicusmundi.pe

SSL (Salud Sin Límites). Claudia Lema
Tlf.  (511) 7158939 | claudialema@saludsinlimitesperu.org.pe


Carlos Valenzuela