Enlace de cabecera a Medicus Mundi Navarra

Página de inicio

Subir al menú de navegación local

Contenido

Un intento de atención integral (MAIS) desde el Estado

Un intento de atención integral (MAIS)  desde el Estado El Estado peruano ha identificado como objetivos prioritarios de salud la reducción de la desnutrición crónica infantil, la disminución de la mortalidad materna, el control de enfermedades transmisibles y el control de enfermedades crónicas y degenerativas. El Ministerio de Salud (MINSA) ha propuesto tres estrategias para alcanzar estos objetivos: el Aseguramiento Universal en Salud (AUS), la Descentralización y el Fortalecimiento del Primer Nivel de Atención.
     Estas estrategias giran en torno a dos ejes: El fortalecimiento de la rectoría del sector y el cambio del modelo de atención (MAIS BFC). La estrategia que más se ha desarrollado ha sido el Aseguramiento Universal en Salud, que entró en vigor a partir del año 2009 con la promulgación de la Ley Marco de Aseguramiento Universal en Salud (Ley Nº 29344). A través de esta norma se garantiza el derecho pleno y progresivo a la Seguridad Social en Salud de aquella población que no es beneficiaria del régimen contributivo del Seguro Social de Salud del Perú (EsSalud). La creación del Aseguramiento Universal en Salud se logra mediante un proceso de ampliación de coberturas, que se inicia en la década de los noventa con el Seguro Escolar Gratuito y el Seguro Materno. La estrategia de descentralización se origina en 2005, y para fines del 2010 el MINSA ha concluido con la transferencia de 16 funciones sectoriales, que comprenden 125 facultades, a 25 gobiernos regionales (existentes desde el 2003). Desde entonces los gobiernos regionales y locales son los encargados de conducir las políticas de salud en concordancia con las políticas nacionales, lo que incluye la gestión de la Atención Primaria en Salud (APS) en el marco de los Planes de Desarrollo Concertado. El fortalecimiento del primer nivel de atención se basa en el reconocimiento de que entre el 70 y 80 por ciento de las necesidades básicas más frecuentes en salud podrían resolverse en los establecimientos del primer nivel de atención. Actualmente se cuenta con 7.447 establecimientos de salud, el 97,9% son centros o puestos de salud que  configuran el primer nivel de atención, cuyo su fortalecimiento se inicia en 2010 en las regiones piloto del AUS. La mejora de este primer nivel implica el acceso y cobertura universal, la  atención integral e integrada, la promoción de la salud, la prevención de riesgos en salud, y la orientación familiar y comunitaria. Dar sostenibilidad a lo anterior supone contar con la participación de la población, políticas y programas adecuados, marco legal e institucional compatible, organización y gestión óptimas, recursos humanos apropiados y competentes, recursos financieros suficientes y adecuados, y acciones intersectoriales e interculturales que debe ser transversales a toda la acción.
  1.1.1.1. Modelos de Atención y Gestión
Para poder impulsar las estrategias de fortalecimiento del primer nivel de atención, ampliar el alcance del aseguramiento en salud y fortalecer el proceso de descentralización, fue necesario modificar el modelo de atención de salud,  lo que requirió un largo proceso de reflexión, a nivel nacional e internacional, sobre los determinantes de la salud. El 2003, como resultado de estas reflexiones, el MINSA presentó el documento técnico La Salud Integral compromiso de todos: El Modelo de Atención Integral de Salud (MAIS). En él se presenta el MAIS como “marco conceptual de referencia para definir el conjunto de políticas, componentes, sistemas, procesos e instrumentos que, operando coherentemente, garantizan la atención a la persona, la familia y la comunidad para satisfacer sus necesidades, percibidas o no”. El modelo orienta los términos bajo los cuales se organizan y desarrollan sus actividades los servicios, la forma como otros sectores se complementan con el Sector Salud y la manera como los recursos del Estado son orientados para mejorar la salud de la población. A nivel Ministerial se pasa de 16 programas formados en base al manejo de daños a solo tres direcciones estructuradas en función a las etapas de vida del individuo. Además se mejora el papel de rectoría y asistencia técnica del MINSA en la organización y funcionamiento de los servicios. A nivel de los establecimientos de salud, se crean Redes y MicroRedes de servicios, se desarrollan formas de atención extramuros y aparece la oferta móvil para poblaciones dispersas. A partir del 2010, y en concordancia con los lineamientos de gestión sectoriales, se inicia la actualización del MAIS que pasa a denominarse MAIS – BFC (Modelo de Atención Integral en Salud Basado en la Familia y Comunidad).     Este es concebido a través de tres definiciones:
1) dimensiones de abordaje.- una dimensión de gobierno, como espacio de gestión de políticas, programas y planes en lo local, regional y nacional; y una dimensión operativa, representada por los establecimientos de salud y las organizaciones sociales;
2) Los espacios objetivos.- las personas, familia y comunidad;
y 3) las situaciones objetivas.- la atención de necesidades y el tratamiento a los determinantes de la salud. Desde el punto de vista estructural este modelo tiene cuatro componentes: i) Gestión, que tiene como subcomponentes los RR.HH., el Planeamiento Estratégico y los Sistemas de Información; ii) Organización de las Prestaciones; iii) Prestación de los Servicios de Salud y iv) Financiamiento.
Los problemas:
El documento técnico “Fortalecimiento del primer nivel de atención, en el marco del aseguramiento universal y descentralización en salud con énfasis en la atención primaria de salud renovada”, elaborado por el MINSA el año 2010 en base a una muestra de 21 establecimientos de salud de 10 regiones, identifica los problemas que debe enfrentar el actual MAIS – BFC para su implementación:
  • -La distribución de los Recursos Humanos (escasos y de limitada capacidad) no está acorde con la Norma Técnica de Categorización de los Establecimientos de Salud; aproximadamente el 75% de la infraestructura sanitaria corresponden a establecimientos de salud I - 1 (puestos de salud sin profesionales de la salud).
  • -El equipamiento básico en los establecimientos del primer nivel de atención es insuficiente, su mantenimiento preventivo es limitado y de poca calidad y no está considerado en el POA de la Red.
  • -El Presupuesto es limitado para inversión pública, no hay incremento en la asignación presupuestal del MEF al Sector y/o de los gobiernos regionales y locales.
  • -En lo tocante a la capacidad de gestión, existe una escasa capacidad de Planeamiento en el primer nivel de atención y en los niveles administrativos superiores; el Sistema de Información está fragmentado, disperso y subutilizado (sobre todo para el análisis y toma de decisiones); hay escasos mecanismos de control gerencial; el Sistema de Vigilancia Epidemiológica Comunitaria es débil; escasa implementación de las Políticas de Desarrollo de Recursos Humanos; son débiles la Gestión de Medicamentos e Insumos, la Gestión para el Manejo Adecuado de los Residuos Sólidos y la capacidad de Gestión para Enfrentar las Emergencias y Desastres.
  • -Los establecimientos de salud presentan un proceso incipiente de acreditación, no se programa el mantenimiento de los establecimientos de salud, hay un inadecuado uso de los recursos del Seguro Integral de Salud y una débil gestión de recursos financieros.
  • -La organización de la oferta de servicios de salud no responde a las necesidades de salud de la población; los establecimientos de salud están categorizados inadecuadamente; la red para la continuidad de la atención es deficiente y hay limitados elementos de soporte para el Sistema de Referencia y Retorno.
  • -La provisión de los servicios no es acorde a la atención integral de salud. El paquete integral de cuidados esenciales por etapas de vida se brinda limitadamente, el enfoque de las atenciones privilegia más lo recuperativo y escasamente lo preventivo y promocional. Hay un escaso trabajo extramuros y de proyección social, así como de seguimiento a las intervenciones sanitarias. Los procedimientos de las Guías de Práctica Clínica para la atención son utilizados de forma limitada, las medidas de bioseguridad no se aplican de acuerdo a la norma vigente, no se cuenta con carteras de servicios acorde a la categoría del establecimiento y hay una escasa aplicación de la auditoría de las Historias Clínicas y Uso de las Guías de Práctica Clínica.
  • -Hay una débil articulación sectorial y comunitaria, con escaso trabajo en la construcción de redes sociales. La implementación de los programas estratégicos y sociales es parcial,  aunque hay una incipiente implementación de mecanismos para dar información, recibir opinión y escuchar al usuario. La participación comunitaria en la implementación de las políticas públicas es todavía débil, y en muchos casos inexistente.

En términos generales los establecimientos analizados no cumplen con estándares mínimos de los cuatro componentes del MAIS, sin embargo hay que destacar que existe un avance significativo de los establecimientos de salud ubicados en los Gobiernos Regionales de Apurímac, Huancavelica y sobre todo Callao, que son los lugares donde se inició el Aseguramiento Universal.

Las claves del MAIS

Presentación de las líneas básicas del MAIS


Descagar haciendo click AQUI

Experiencia del PISAP: Amazonía

El Proyecto Integral de Salud de la Amazonía Peruana  (PISAP) se trata de una intervención de largo alcance que fue ejecutada entre 1992 y el 2001 por el Vicariato Apostólico de Puerto Maldonado en Cusco, Ucayali y Madre de Dios con el apoyo de Médicus Mundi Navarra. La acción se desarrolló principalmente en las zonas nativas amazónicas de Sepahua, Kirigueti, Timpia y Shintuya; y en las zonas de presencia de inmigración andina de Puerto Maldonado, Quillabamba y Quellouno. La intervención tuvo como objetivos:
  • 1.Mejorar y lograr preservar un buen nivel de salud de las comunidades nativas bajo cobertura de las redes de salud, cerrando las brechas que las separaba de otras realidades regionales y nacionales, priorizando y fortaleciendo acciones en el ámbito de la atención primaria de la salud, en cooperación creciente con el Ministerio de Salud - MINSA.
  • 2. Lograr una participación activa y creciente de las comunidades nativas en la conservación de su salud, mediante acciones de nivel primario.
3.Instalar equipos de trabajo y estrategias de intervención estables, de proyección social hacia las poblaciones nativas.
El proyecto, conjuntamente con el MINSA, tuvo una intervención prolongada en 53 comunidades nativas amazónicas con la finalidad de asegurar la existencia, el mantenimiento, la continuidad y la sostenibilidad de redes de servicios básicos de salud (centros, postas, puestos, red de promotores y parteras,  y botiquines, organizados en sistemas locales de salud). Como resultados del proyecto se logró asegurar la atención curativa continua (365 días/año) en los establecimientos de salud; dar continuidad a los programas preventivos nacionales; utilizar de manera efectiva el Sistema de Vigilancia Epidemiológica para el control rápido y efectivo de los problemas de salud detectados; que las comunidades bajo cobertura, estuvieran atendidas por agentes de salud locales (parteras, promotores, sanitarios y técnicos de enfermería debidamente capacitados), logrando una rotación menor al 5 % anual; que el total de las comunidades bajo cobertura contaran con botiquines comunales y farmacias en los puestos y centros de salud, bien y racionalmente abastecidos, autofinanciando el 60 % de sus costos de mantenimiento y reposición; la conformación de 5 comités de salud que asumieran junto con el MINSA la administración,  gestión y financiamiento de los 5 centros base existentes y sus redes locales.         
    Se trató de una experiencia de largo plazo, en la que se trabajó el fortalecimiento de la participación comunal y se reivindicó el rol de los actores locales de la salud. Al mismo tiempo se logró realizar una atención integral de los problemas de salud de la población nativa amazónica de la zona donde el proyecto se desarrolló.


Se puede conocer esta experiencia viendo este VIDEO  que se puede solicitar en la sala de prensa.

Experiencia de Churcampa: los Andes

Experiencia de Churcampa: los Andes Se desarrolló en la provincia de Churcampa, una de las más pobres de la región de Huancavelica,  que a su vez es una de las regiones de extrema pobreza persistente del Perú. Churcampa cuenta con 10 distritos los cuales son atendidos por 2 microredes. El 75% de la población de la provincia carece de servicios de agua potable, el 67% de desagüe, el 44% de electricidad, el analfabetismo en las mujeres llega al 37 % y el 56% de niñas y niños entre seis y nueve años sufre de desnutrición. En el 2003 la Dirección Regional de Salud (DIRESA) Huancavelica registró 65 muertes maternas, la mayoría domiciliarias, cifra que deja dudas sobre posibles muertes maternas no registradas y que es alta con relación situación del Perú rural en su conjunto. Además, según DIRESA, por cada muerte materna ocurrían 12 muertes perinatales.
El proyecto trabajó con los 27 establecimientos de salud del primer y segundo nivel (puestos y  centros de salud) de la provincia, desarrolló un modelo integral de atención de la salud materno – perinatal, y se impulsó a través del Consorcio Madre Niño, formado por cuatro instituciones: Asociación Kallpa, Calandria, Salud Sin Límites y Médicus Mundi Navarra. La parte clave del proceso consistió en el desarrollo de una estrategia de participación comunitaria para la construcción del modelo, que incluyó la elaboración de la Línea de Base (LdB). Se trabajó concertadamente con el personal de salud con Responsabilidades Obstétricas Perinatales (ROP), con los Agentes Comunitarios de Salud (ACS) y con la población. A través de reuniones descentralizadas, y de manera gradual, se socializaron los resultados de la LdB sobre conocimientos, actitudes y prácticas de atención de la salud materna - perinatal y elementos de la cultura local, se sistematizaron los aportes y se creó una propuesta de modelo que respondiera a las necesidades de la población. Se presentó la propuesta a los actores involucrados, DIRESA Huancavelica y a las autoridades nacionales de la Estrategia Nacional de Salud Sexual y Reproductiva (ENSSR), logrando su aprobación para la implementación en los establecimientos de salud.




Pie de página - Menú secundario de navegación
Subir al menú de navegación local

Navarra Medicus Mundi NAVARRA
c/ Ronda Ventas, 4 · 31600 Burlada
Tlf. (0034) 948 131 510  | navarra@medicusmundi.es


Guatemala GUATEMALA
Instituto de Salud Incluyente (ISIS). Juan Carlos Verdugo
Tlf. (502) 78304655 / 78308557 | juancarlos.verdugo@isis.org.gt


BOLIVIA BOLIVIA
Medicus Mundi Bolivia. Javier Román
Tlf.  (591) 2314588 | javierroman@medicusmundi.info

ASI (Acción de Salud Integral). Carlos Valenzuela
Tlf.  (591) 44022201 | asi_bolivia@yahoo.es

CEDEC
Centro de Defensa de la Cultura (CEDEC). Adiva Eyzaguirre.
Telf. 591 22372720 | adiva_germi@yahoo.es


PERÚ PERÚ
Medicus Mundi Perú. Fernando Carbone
Tlf.  (51) 4761842 | fernando.carbone@medicusmundi.pe

SSL (Salud Sin Límites). Claudia Lema
Tlf.  (511) 7158939 | claudialema@saludsinlimitesperu.org.pe


Carlos Valenzuela